Mexicali… una experiencia con 100 años…

Mexicali, una ciudad con ascendencia china…

De jornaleros pasaron al comercio diverso, sobre todo de comida; la migración a la capital de BC continúa

FUNDACIÓN. El vicepresidente de la Asociación China de Mexicali, Lenng Sin On, o Esteban León, su nombre en castellano, explica la inmigración. (Foto: CORRESPONSALÍA )

Domingo 25 de marzo de 2012 Corresponsalía | El Universal
Comenta la Nota

MEXICALI

Hace 100 años llegaron a trabajar de jornaleros en el Valle de Mexicali, luego ocuparon espacios como arrendadores de la tierra y posteriormente incursionaron al comercio, principalmente restaurantes al grado que —paradójicamente— una de las comidas típicas de esta región es la china.

Es la comunidad china. En 1915 el censo poblacional señalaba que 75% de los habitantes eran inmigrantes de aquella nación asiática.

Trabajan casi durante todo el día y la semana, la mayoría son trilingües, y algunos han acumulado tal riqueza que tienen residencia tanto en Baja California como en California, Estados Unidos. Aunque no hay un dato exacto, grupos de esa nación y autoridades han estimado que en esta ciudad puede haber unos 30 mil chinos o con raíces de esa nación.

Recientemente, en el 40 aniversario del Festival Gastronómico y Cultural relación China-México, realizado el 25 y 26 de febrero en la capital de Baja California, el presidente de la Cámara de Empresarios Chinos en Mexicali, Ángel Zhen, informó que hay más de 200 restaurantes de comida de ese país, mismos que brindaban trabajo a mil 200 mexicanos, aunque los trabajadores de origen asiáticos son la mayoría.

La inmigración no se ha detenido, es común ver en los negocios a jóvenes chinos que no hablan nada de español, o pequeños restaurantes en las colonias populares, con buffets parecidos a las fondas que venden comida rápida y barata.

La llegada masiva

Óscar Hernández Valenzuela, analista documental del Departamento de Patrimonio Histórico del Instituto Municipal de Arte y Cultura del ayuntamiento de Mexicali, menciona que la llegada de los chinos al país fue producto de un convenio entre China y México, durante el mandato del general Porfirio Díaz.

Pero también viene desde que en California terminaron de construir el ferrocarril, en la segunda mitad del siglo XIX y el inicio del XX, la mano de obra barata que representaban los chinos quedó sin contratarse.

Luego con el manejo del agua del río Colorado, la Colorado River Land Company contrató chinos para las obras necesarias en el Valle Imperial, California; luego, esta empresa rentó más de 300 mil hectáreas de cultivo del Valle de Mexicali, lo que dio inició a la llegada de jornaleros chinos e hindús. Esa empresa arrendó la tierras a los chinos y fueron capataces que contrataron a sus paisanos en el labrado de la tierra.

“Teniendo la concesión de prácticamente todo el Valle de Mexicali, la Colorado les rentó a los chinos, que la mayoría estaba concentrados en San Francisco, que por ahí fue la entrada principal migratoria china, para construir el ferrocarril. Llegaron primero al Valle Imperial que ya estaba ahí porque tenía el control del agua del río Colorado”, explica el vicepresidente de la Asociación China de Mexicali, Lenng Sin On, o Esteban León, su nombre en castellano.

Fundadores

Él es mexicano de origen chino; sus abuelos nacieron en China y emigraron a México. Nació en Ensenada y vive desde hace 35 años en la capital bajacaliforniana. “Llegó un momento en que la comunidad china era la mayoritaria y era poca la mano de obra mexicana, más que utilizar la mano de obra mexicana estaban trayendo más mano de obra asiática y es por eso que realmente Mexicali es, de la frontera de México, la única ciudad que realmente inició y se considera como fundadores los chinos”, asegura.

El corazón del Centro Histórico de Mexicali lo componen los edificios construidos por los chinos hace un siglo; aún son propietarios de los terrenos y son comerciantes natos. Ahí están las oficinas de la Asociación China, un lugar de dos niveles que tiene salones de clases de español y chino, además de una sección grande para ceremonias, rituales y un altar con tres efigies, una de ellos de Buda.

Esteban León dice que cuando su abuelo llegó a México se dedicó a la reparación de calzado, posteriormente al rubro de los abarrotes y luego al negocio de la fotografía que aún mantiene.

En los tiempos de Lázaro Cárdenas, el reparto agrario los orilló a dejar la tierra de cultivo y se establecieron en el centro de la ciudad con lavanderías, restaurantes, cafés, cantinas y hasta casinos clandestinos subterráneos. En la actualidad también figuran como propietarios de casas de cambio, señala el investigador Hernández Valenzuela.

Para Jorge Cervantes Arenas, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mexicali (Canaco), “los chinos son las personas que fundaron Mexicali y que se han establecido en Mexicali con un sector muy identificado, que es el sector restaurantero, pero también en otros como el de electrodomésticos, ropa, zapaterías y mercerías”.

Aunque Lenng Sin On lo niega, el académico asegura que la comunidad china construyó varios subterráneos en la ciudad para establecer viviendas, casinos de juego y para enviar a connacionales hacia al lado estadounidense.

“Hay muchas leyendas que dicen que los chinos tenían túneles para comunicarse de Mexicali hacia Caléxico. De manera subterránea, y no es ningún mito, todavía existen algunos de esos subterráneos. Ya están en desuso pero todavía existen, estuvieron comunicados, ahora ya no”, afirma.

Educación bajo tierra

La señora Carmen Ham Sánchez, hija de padre chino y madre mexicana, nació en Mazatlán en 1926 y recuerda que de niña fue educada en una escuela china que estaba en el sótano de la Iglesia Metodista. Todavía existe esa iglesia y en el tipo sótano de 1.90 metros de profundidad se realizan ceremonias.

A sus 82 años, Carmen Ham es dueña y administradora de la zapatería La Nacional, negocio que inició su fallecido esposo en 1929, chino de nacimiento y nacionalizado mexicano.

En esa zona conocida como La Chinesca, el negocio de la señora Ham tiene un sótano utilizado como almacén.

Aunque han prosperado y logrado mantenerse con el paso del tiempo, los chinos reconocen también que la integración no ha sido sencilla.

“Primero está lo del idioma; segundo, las culturas son un poco diferentes; tan sencillo de que usan para comer tenedor y el cuchillo y aquí los palitos, no se hable de que tomamos té caliente en el verano mientras que aquí se toma coca cola y una cerveza fría”, comenta Lenng Sin On a tono de broma.

baja_03_Mexicali

mexicali

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: