IMPUESTOS y Contribuciones

Bonus Abogados
Bonus Abogados

Dentro del mundo de los impuestos y tributos, existen las tasas que son contribuciones económicas que deben hacer los usuarios de un servicio prestado por el estado. Entonces, lo primero que debemos saber es que la tasa no es un impuesto, sino el pago que una persona realiza por la utilización de un servicio.

Entre sus principales diferencias, el impuesto es de obligatorio pago por todos los contribuyentes, la tasa la pagan solo para aquellas personas que hagan uso de un servicio, por tanto, no es obligatorio. Asimismo, cuando hablamos de una tasa, existe una retribución por su pago.

Entonces, se paga la tasa y a cambio se recibe un servicio, cosa que no ocurre en el caso de los impuestos o las contribuciones. Toda tasa implica una erogación al contribuyente decretada por el Estado por un motivo claro, que, para el caso, es el principio de razón suficiente: Por la prestación de un servicio público específico. El fin que persigue la tasa es la financiación del servicio público que se presta.

Como es bien sabido, en hacienda pública se denomina ”tasa” a un gravamen que cumpla con las siguientes características:
El Estado cobra un precio por un bien o servicio ofrecido.
El precio pagado por el ciudadano al Estado guarda relación directa con los beneficios derivados del bien o servicio ofrecido.
El particular tiene la opción de adquirir o no el bien o servicio.

El precio cubre los gastos de funcionamiento y las previsiones para amortización y crecimiento de la inversión.
Ocasionalmente, caben criterios distributivos (ejemplo: tarifas diferenciales).
La tasa queda subordinada a ciertos principios constitucionales a saber:

Legalidad
No confiscatoriedad
Igualdad
Equidad

Diferencias entre Tasas e Impuestos
Las tasas son la contraprestación de un servicio que el individuo usa en provecho propio. El sacrificio tiene en vista el interés particular y en forma mediata el interés general. Asimismos, nadie puede ser obligado a utilizar los servicios ni perseguido porque prescinda de ellos; aunque al monopolizar el estado ciertos servicios públicos que imponen tasas, su empleo es forzoso como consecuencia del monopolio y la necesidad.

Los impuestos, en cambio, son una contribución de los individuos al mantenimiento del Estado considerado como institución necesaria a la subsistencia de la vida colectiva. El sacrificio tiene en vista el interés general y en forma mediata el interés particular.

Sócrates Ralis
Sócrates Ralis

Bonus Website

Bonus FACEBOOk

Bienvenidos a nuestras REDES SOCIALES
Bienvenidos a nuestras REDES SOCIALES
Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑